Rosal trepador
abisalweb
Rosal trepador

Los rosales trepadores poseen unos tallos largos que le permiten trepar por pérgolas, paredes, vallas, muros, arcos, columnas decorativas, celosías o porches., por lo general no florecen hasta el segundo año de su plantación. Son muy fuertes y floríferos, cubren superficies grandes. En climas calurosos y secos prosperan y florecen tanto que tienden a tener una vida más corta, sobre todo si no se les permite un descanso en verano. Si se les priva de agua entrarán en estado de reposo y perderán las hojas en verano, pero florecerán de nuevo en otoño.

Los primeros años, se deja que crezca hasta que alcance la altura de la pérgola, por ej., y allí se despunta para formar varios brotes que constituirán las ramas principales. La poda anual es ligera y consiste en recortar a 3 ó 5 yemas lo que ha crecido en el año , y suprimir por la base todos los brotes que sean débiles o mal formados, en realidad, es despuntar las ramas laterales que hayan florecido.