Clemátide
abisalweb
Clemátide

El género clematis engloba a cerca de 280 especies de plantas, entre trepadoras y herbáceas de tallo leñoso, siendo su mayoría de hoja caduca, aunque también existen variedades perennes. Aunque las más conocidas de este género son las trepadoras, también hay variedades herbáceas, que no sobrepasan el metro veinte de altura.

Una de las características más importantes de la clematis es la vaina que encierra a las semillas. Muchas especies tienen vainas que resultan muy atractivas cuando se convierten en esferas vaporosas en cuanto maduran las semillas. Es ideal para cubrir pérgolas, trepar muros, vallas, etc. y lo ideal es ubicarla en un lugar donde sus raíces queden a la sombra y sus tallos reciban sol.

Las clemátides necesitan tierras fértiles y húmedas para crecer bien, por eso será bueno proteger sus raíces con otro vegetal que les de sombra, o cubrirlas con mulch. Recuerde que la maceta no debe ser plástica porque no protegerá a las raíces del calor del verano. Los materiales más idóneos para la misma son madera, piedra o terracota.