Azalea
abisalweb
Azalea

Para que no se muera, es fundamental mantenerle el compost siempre húmedo, por lo que debes regar casi a diario. Y otra cosa importante: riega con agua poco calcárea. Estos riegos puedes darlos por inmersión sumergiendo la maceta en un cubo con agua. Mucha gente, directamente la mantiene permanentemente en un plato con agua.

Pero no basta con regarla bastante, también tiene que tener una humedad ambiente alta. Para conseguirlo pulveriza las hojas (ayúdate con un papel para no mojar las flores), ponla sobre guijarros húmedos y aléjala de la calefacción.
Para conservar la planta cuando termina la floración, sácala al exterior en semisombra y riega normalmente. A principios de otoño, introduce de nuevo en el interior, situándola en lugar fresco.