Clivia
abisalweb
Clivia

Para que florezca necesita que pase un periodo de reposo en invierno de 2 meses. Durante este tiempo, debes mantener la Clivia en un lugar fresco (sin calefacción) y prácticamente sin riego. En febrero- marzo, cuando salga la vara floral, da por concluido el reposo y vuelve a regarla de forma gradual hasta el verano.
También puede dar pocas o ninguna flor si la mueves de sitio o si no tiene fertilizantes.

Florece mejor si las raíces están apretadas, es decir, en una maceta muy ajustada.
Multiplicación: separa los hijuelos que se desarrollan al pie de la planta a principios de la primavera.