Maranta
abisalweb
Maranta

Sitúa la Maranta en un sitio bien iluminado, sin sol directo, aunque también tolera zonas de poca luz. Estas plantas necesitan mucha humedad ambiental. Pulveriza a menudo y sobre un plato con guijarros húmedos. Este es un problema en invierno por las calefacciones. Si los bordes de las hojas se vuelven marrones, es por baja humedad. Riega la Maranta de manera abundante en verano. En otoño-invierno dejar descansar la planta reduciendo los riegos.
Abonado de primavera a verano con un fertilizante líquido cada 15-20 días. Cuidado con la Araña roja (aparece con la sequedad) y Cochinillas.
 
- Si las hojas se quedan blancas, es porque la planta está expuesta a la luz solar directa, colócala en semisombra.
 
- Si las hojas se rizan, amarillean o se secan por las puntas, le falta humedad riegala con más frecuencia manteniendo la tierra húmeda y pulverícela habitualmente.